Despertando de la realidad

Cuando hemos llegado a la conclusión de que todo el mundo vive dormido, comprendemos la necesidad de despertar. Necesitamos el despertar de la conciencia. Queremos el despertar de la conciencia.

Es necesario saber que la humanidad vive con la conciencia dormida. Las personas trabajan soñando. Las personas andan por las calles soñando, las personas viven y mueren soñando.

FASCINACIÓN

La causa del sueño profundo en que vive la humanidad es la fascinación.

Las personas están fascinadas por todas las cosas de la vida.

Las personas se olvidan de sí mismas porque están fascinadas. El borracho en la cantina está fascinado por el alcohol, el local, el placer, los amigos y las mujeres. La mujer vanidosa está fascinada ante el espejo por el encanto de sí misma. El rico avaro está fascinado por el dinero y las propiedades. El obrero honrado está fascinado en la fábrica por el duro trabajo. El padre de la familia está fascinado en sus hijos. Todos los seres humanos están fascinados y sueñan profundamente.Eso es a lo que nosotros le llamamos realidad, pero sin darnos cuenta vivimos un sueño, es por eso que debemos despertar de aquello a lo que nosotros llamamos realidad.

Cuando manejamos un coche nos asombramos al ver a la gente arrojarse sobre las avenidas y calles sin importarles el peligro de los coches. Otros se lanzan francamente bajo las ruedas de los automóviles. Pobres personas… andan dormidas.., parecen sonámbulas, andan soñando con peligro para sus propias vidas. Cualquier clarividente puede verles sus sueños. El ser humano sueña en todo aquello que lo tiene fascinado.

El ser humano fascinado no se acuerda de sí mismo. Nosotros debemos auto-recordarnos a nosotros mismos de instante en instante. Necesitamos auto-recordarnos en presencia de toda representación que pueda fascinarnos. Detengámonos ante toda representación y preguntémonos a nosotros mismos: ¿Dónde estoy? ¿Estaré en el plano físico? ¿Estaré en el plano astral?

Quien despierta la conciencia ya no puede soñar aquí en este plano físico, ni tampoco en los mundos internos. Quien despierta la conciencia deja de soñar. Quien despierta la conciencia se convierte en un investigador competente de los mundos superiores. Quien despierta la conciencia es un iluminado. Quien despierta la conciencia puede estudiar a los pies del Maestro.

Despertemos la conciencia, despertemos de la realidad que nos han creado. Hay cosas mas profundas que el dinero, la verdadera felicidad está dentro de nosotros mismos, en el autoconocimiento y manejo de energía. Despertemos.

desdoblamiento__astral_3

Leave a Reply