Kabbalah: Una poderosa herramienta de cambio

Kabbalah: Una poderosa herramienta de cambio

Para que nosotros podamos manifestar plenitud completa necesitamos evolucionar para convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos. Necesitamos borrar la negatividad y sustituir la Luz por la oscuridad en nuestros pensamientos sentimientos y acciones. Es por este propósito que las enseñanzas y herramientas de la Kabbalah les fueron dadas a toda la humanidad:

La Kabbalah enseña que todo ser humano comparte el mismo propósito máximo en la vida que es recibir la felicidad y plenitud total que Dios desea para nosotros. Pero mientras que esto fácil de decir, la realidad es que se necesita un verdadero trabajo espiritual para eliminar tendencias negativas que nos separan de los regalos de la vida. Se necesita un verdadero compromiso contigo mismo. Los cambios duelen, no son fáciles, pero la gratificación y liberación que sentirás una vez que dejes entrar la luz a tu vida, no tiene descripción.

Una de las enseñanzas más importantes de la Kabbalah es que no estamos solos en esta tarea de la vida. Hay herramientas poderosas que nos pueden ayudar, incluyendo la misma Biblia. La Kabbalah nos dice que la Biblia no es ni un tema para discusión académica ni un libro de mandamientos y prohibiciones que deben de ser tomados literalmente. Más bien, la Biblia es un documento codificado en el cual los verdaderos secretos del universo se encuentran escondidos, incluyendo la increíble tecnología espiritual conocida como los 72 Nombres de Dios.

¿Por qué pasamos por altibajos en nuestra vida? ¿Por qué, aparentemente, debemos enfrentar desafíos en nuestra vida? ¿Por qué, después de elegir nuestro camino espiritual y llevar tiempo en él, parece que a veces pedimos por algo y obtenemos lo opuesto?

Cada uno de nosotros tiene un trabajo por hacer en este mundo y cuando no lo hacemos, recibimos “un pequeño codazo”.  Un pequeño codazo en nuestras costillas de parte de la vida diciendo: “Oye, tienes una responsabilidad más grande aquí. Si no te gusta algo de tu vida, ¡párate y cámbialo!”.

¿Cambiar qué?

¡Cambiarte a ti mismo!

Cuando permitimos que nuestra vista y nuestros oídos se vean afectados por la ilusión de carencia y separación de este mundo, cuando nos quejamos, culpamos o herimos a los demás con nuestras palabras, provocamos que nuestra conciencia caiga en la duda y en la confusión acerca de nosotros mismos y del mundo que nos rodea. Tan sólo ve o escucha las noticias.

Somos bombardeados constantemente con ideas de que estamos solos y que este mundo es un lugar peligroso. Ese es el mensaje repetitivo con el que el  nos alimentan día tras día.

¿Por qué? ¿Por qué la Luz, a través de otras personas y situaciones difíciles, constantemente nos incita a cambiar? Es muy simple y lo hemos escuchado antes: la ley de la atracción. Los semejantes se atraen. Soy el imán que atrae todo y a todos a mi vida, si no me gusta una parte de eso, debo cambiar. ¿Cambiar qué? ¿Cambiar lo que mi imán atrae? Imposible, podemos tratar de cambiar las cosas que nos rodean; y a menudo eso es lo que intentamos toda nuestra vida. Sin embargo, el imán continuará atrayendo el mismo tipo de cosas hasta que el imán mismo cambie. Cambia tu imán (cámbiate a ti), cambia tu vida, y todo el mundo le seguirá. Comienza por ti.

Podemos pasar del punto más oscuro de nuestra vida a la más grande Luz.

Adaptación: Pilar Villicaña

pilar@concienciacosmica.org

Leave a Reply