La importancia de ser agradecido

agradecimiento

“Sentir gratitud y no expresarla es como envolver un regalo y no darlo” – William Arthur Ward

Gracias es una de las primeras palabras que se les enseña a los niños cuando apenas están aprendiendo a hablar y a interactuar con el mundo. Cuando olvidan decirla los adultos están pendientes de recordársela con un “¿Cómo se dice?”. Al final termina siendo una respuesta automática, a tal punto de decirla sin realmente sentirse agradecido. Pero expresar gratitud es más que simplemente buenos modales. Estar agradecido puede mejorar tus relaciones, bienestar y atraer más bendiciones a tu vida.

Cada persona con la que interactúas te ofrece una gran cantidad de bendiciones en tu vida, bendiciones por las que debemos estar agradecidos. Kabbalísticamente, dar gracias de todo corazón crea más Luz para el mundo; ya sea que muestres tu gratitud con un abrazo, una nota, un apretón de manos, un regalo, un pastel o una sonrisa, la persona a la que estás agradeciendo no sólo te asocia a esa Luz, también siente que ha hecho una diferencia en el mundo y es más propensa a hacer lo mismo por otras personas.

No se necesita mucho para agradecer a quienes nos ayudan o hacen nuestros días un poco más brillantes. Pero, ¿Qué ocurre con las personas que nos retan o nos presionan a examinar nuestros defectos? No es fácil ver los retos como bendiciones. A menudo culpamos a los demás por hacer difícil nuestra vida o por bloquearnos el camino a lograr nuestras metas, sin embargo, quienes nos retan también merecen nuestra gratitud. Quizás te preguntes ¿Cómo es posible agradecer a quien me quita mi puesto en el estacionamiento? Ya sea que nos ayuden al darnos exactamente lo que queremos o al forzarnos a crecer a través de la superación de un obstáculo, aquellos que nos ayudan son canales de Luz, a veces es difícil creerlo pero es así. Si olvidamos mostrar gratitud, estamos cortando nuestra conexión con la fuente de más bendiciones.

Hay miles de cosas por las que estar agradecidos a diario y mostrar esa gratitud de manera conciente puede traer un impacto positivo en tu actitud y en tu enfoque hacia la vida. Cuando los profesores de psicología, Robert A. Emmons y Michael E. McCullough, estudiaron la relación entre la gratitud y el bienestar diario, les pidieron a los estudiantes que hicieran un diario de gratitud. Cada semana los participantes escribían cinco cosas por las que estaban agradecidos, sus respuestas no tenían que ser largas, una frase bastaba. Después de un tiempo, aquellos que escribieron en el diario se sintieron más optimistas, felices y comprometidos en más actividades que aquellos que no tomaron nota de las bendiciones semanales.

Mostrar tu agradecimiento por medio de acciones es la mayor forma de gratitud.  “Hasta una simple herramienta espiritual como el agradecimiento puede revelar nueva Luz si hacemos algo para mostrar nuestra gratitud y no nos conformamos con expresarlo sólo en palabras”. – Michael Berg.

Nunca es tarde para decir gracias, no importa si es por algo que alguien hizo por ti hace 15 años. Piensa por un momento en las bendiciones que has recibido en toda tu vida. Un empleador que te dio una oportunidad, un mentor o un entrenador que siempre esperaba lo mejor de ti, un amigo que te ayudó en tiempos difíciles, cada uno de ellos merecen tu gratitud por la oportunidades y bendiciones que ellos ayudaron a que recibieras. Búscalos y agradéceles.

“Empieza cada día concentrándote en el aquí y ahora. Cuando lo hagas te darás cuenta de que nunca has estado en este momento, que es único, así que saborea cada aspecto de su novedad”. – Michael Berg

Fuente: Kabbalah Centre

service@concienciacosmica.org

Leave a Reply