La vida en un pensamiento

Sólo se disfruta de la vida manteniendo una mente positiva

Cuantas veces hemos escuchado hablar del poder de los pensamientos, y generalmente hacemos caso omiso. Si de verdad hicieramos un esfuerzo por lograr un cambio de conciencia y cambiar nuestros pensamientos, podríamos vivir una vida llena de felicidad, plena y logrando nuestros objetivos.

Somos lo que pensamos, y somos lo que queremos ser.

Existe una indudable relación entre los pensamientos y los hechos. Todos sabemos que la gente optimista que confía en si mismo y se siente segura puede cumplir con todos sus objetivos sin demasiados contratiempos, en tanto que los pesimistas que se complacen con el sufrimiento se encuentran estancados y desesperados.

La calidad de nuestros pensamientos tarde o temprano se hace visible mediante nuestras palabras, nuestro comportamiento e incluso a través de las expresiones de nuestra cara.

La mente positiva hace milagros al producir un efecto en los otros y en el ambiente del cual formamos parte, porque todo pensamiento conduce a la acción y según la ley natural, toda acción produce una reacción.

Si te entregas, no tienes miedo, porque vivir con miedo es peor que la misma muerte. Si no tienes miedo, no tienes preocupación, si no tienes preocupación eres libre. Si eres libre eres feliz, si eres feliz permites que fluya la bienaventuranza por todo tu cuerpo y es imposible fracasar, porque la naturaleza no comete errores.

Lo mismo ocurre con las enfermedades. Una enfermedad es una aberración no natural, porque la naturaleza es perfecta y nosotros formamos parte de ella.

Una enfermedad expresa un estado emocional que no se puede enfrentar, asimilar ni elaborar. Ese impedimento produce un bloqueo mental que también se manifiesta físicamente.

El dolor es subjetivo, porque cada individuo sufre de distinta manera con la misma afección, porque lo más importante del dolor es su significado.Conocer el significado inconsciente de cualquier trastorno de la salud permite enfrentar el conflicto, tomar las decisiones necesarias y curar los males.

Los pensamientos negativos son las toxinas del alma.

42-19528350


Por: Pilar Villicaña

Leave a Reply