El despertar

Llega un momento en la vida cuando finalmente te das cuenta… cuando, en medio de todos tus miedos y locura frenas en seco y de algún lugar esa voz dentro de tu cabeza grita: ¡sufiiciente!. Suficiente de llorar y quejarse, suficiente de culpas y aguantar sólo para mantenerte en pie. Entonces, como un niño después de un berrinche, te tranquilizas, te limpias las lágrimas y empiezas a mirar el mundo con otros ojos.

Teotihuacan fue construida como una replica de la conciencia cósmica

“La ciudad donde los hombres se convierten en Dioses” es la viva representación simbiótica del Cielo y la Tierra, donde la serpiente aprende a volar.