Todos estamos conectados

Consideramos que somos como icebergs flotando en el océano. Todos tenemos nuestro pequeño témpano separado y único. Pero todavía estamos todos hechos de la misma agua del océano, y estamos flotando en esa Conciencia todo el tiempo.