Tu Yo interior como tu más grande recurso

Tu Yo interior como tu más grande recurso

Tu ser interior – tu alma o yo superior – no es algo que poseas. Es lo que eres.

Tu conciencia completa es tu ser interior. Todas las “llamadas” partes de tu mente conciencia, subconsciente y súper-consciente – son todas facetas de tu única, complete conciencia, tu ser interior.

Tu estado consciente es el resultado que ocurre cuando tu ser interior está enfocando su atención sobre el mundo exterior a través del cerebro físico y los sentidos. Cuando, en cambio, cambias tu atención al mundo externo y la diriges al interno, ingresas a los recursos de tu ser interior.

Tu ser interior posee toda la sabiduría, entendimiento y fortaleza que siempre necesitarás. Es tu más grande recurso personal. Es, además, tu lazo con el universo y con la conciencia detrás de toda la vida, el Ser Infinito.

Si piensas en ti como si vivieras la vida como un artista en el escenario, entonces tu ser interior es como el técnico tras bastidores quien se asegura que tu actuación tenga todo el soporte que se requiera para que todo ocurra de acuerdo al plan.

La cantidad de conocimiento y sabiduría disponible dentro de ti es ilimitada. Para entrar en ella, solo debes tener la intención de ir y encontrala.

Tu subconsciente opera todo tu sistema biológico sin el esfuerzo de estar consciente en cada parte. De hecho, si piensas sobre esto, el subconsciente de una hormiga sabe más sobre bioquímica que los científicos líderes en la actualidad.

Tu ser interior sabe más; de hecho, todo aquello que deseas saber ahí esta. El truco es preguntar y luego silencia lo suficiente tu consciente como para escuchar la respuesta.

Cuando te das cuenta conscientemente de la verdadera naturaleza de tu ser interior y sus recursos de sabiduría, entendimiento y fortaleza, empiezas a disolver muchas de las limitaciones iniciales hacia tu crecimiento.

La clave para expresar tu potencial humano es saber que toda la energía yace dentro de ti y que solo tienes que abrir el canal externo para comenzar a permitirle a ese potencial ilimitado fluir hacia este mundo.

El poder está dentro. Para alcanzarlo, no tienes que renacer. Solo tienes que darte cuenta que ya tienes todo ese poder en ti, y posteriormente permitir a ese infinito potencial interno fluir en tu vida.

Adaptación: Lourdes G.

Leave a Reply