YAMA

LA ACTITUD HACIA LO QUE ME RODEA

YAMA, son las prohibiciones o abstenciones. Una serie de pasos a seguir.

Yama comprende cinco actitudes que ennumeramos y comentamos a continuación:

AHIMSA

Es la no violencia. Sensibilidad hacia otros seres. No causar dolor a ningún ser viviente incluído uno mismo.

Implica desde no comer carne. Cualquier acción palabra o pensamiento que implique dañar a otro debe ser eliminado.

Cuando Ahimsa se perfecciona se irradia la paz.

Recordemos ” aún las criaturas violentas abandonan su hostilidad frente a la no violencia”.

No importa el tamaño de nuestros problemas, debemos de tranquilizarnos y mantener la no violencia. Se debe evitar la violencia en palabra y obra, así como cuidar nuestros pensamientos.

Debemos cambiar la estructura de la mente. El cambio va del pensamiento a la actitud.

Nuestro peor enemigo somos nosotros mismos.

SATYA

Veracidad. No mentir, no engañar.

Se debe manifestar la honestidad ante todo, no engañarnos a nosotros mismos. Hay que ser veráz y auténtico, no utilizar máscaras sino ser nosotros mismos.

Evitar las exageraciones y pretenciones.

ASTEYA

No robar, todo tipo de apropiación es incorrecta. No tomar las cosas materiales que no nos pertenecen. Ser congruente en palabra, pensamiento y obra.

La evolución es personal, sólo tú puedes encargarte de uno mismo. Cada quien tiene que vivir su experiencia, no debemos decidir por los demás, no robar las propias experiencias, no robar tiempo, no apegarse a las cosas materiales. Cuando asteya se perfecciona se pierde la ilusión de la propiedad.

BRAMACHARYA

Manejo y control de la energía sexual. Conduca brahamanica, ahorro de energía.

Ausencia del deseo. Cuando controlas tu energía sexual puedes llegar a controlar todo lo demás, ya que la energía sexual es la energía mas fuerte en el plano físico.

Esta energía puede ser utilizada para lograr la espiritualidad (tantras). Es utilizada para el perfeccionamiento humano.

APARIGRAHA

Implica ser sencillo y tener sólo lo necesario, evitar la acumulación de poseciones que no son necesarias con el fin de no quedar afectado por su ganancia o pérdida.

Se gana una mayor comprensión del presente, pasado y futuro. La energía en movimiento nutre, por eso de debe liberar del apego a las cosas materiales. Hay que tener sólo lo que es necesario, no codicia, no posesividad.

No desear la vida ni los bienes ajenos. Nada nos pertenece, ni la pareja ni los hijos, hay que aprender a desapegarse, aprender a disfrutar lo más simple y sencillo de la vida, sin complicaciones. Sentirse ligero y liberarse de karmas.

EL CAMINO ES TAN DIFÍCIL COMO TÚ QUIERAS.

Leave a Reply